Blogia
L a P e d r @ d a

ESPECIAL SOBRE CUBA (V):

ESPECIAL SOBRE CUBA (V): "EE.UU.-Cuba: la nueva arremetida comienza en junio"

Orlando Oramas
2004-05-19


Estados Unidos se dispone a aplicar desde junio el glosario de medidas adoptadas para intentar derrocar a la Revolución cubana, a despecho del multitudinario rechazo expresado por el pueblo de la isla.

Con un glosario de intervenciones militares en terceros países, Washington ha acumulado amplia experiencia en conflictos de todo tipo, mientras persiste en ensayar contra Cuba todas las variantes de agresión de su voluminoso catálogo.

No fue suficiente la invasión armada en abril de 1961, derrotada en las arenas de Playa Girón (Bahía de Cochinos), donde Washington utilizó el empleo de mercenarios de origen cubano junto a personal de la Agencia Central de Inteligencia y el propio Pentágono.

Tampoco más de cuatro décadas de bloqueo que tienen en la ley Helms-Burton toda una enciclopedia de sanciones y castigos contra la mayor de las Antillas y cuyos efectos extraterritoriales amenazan al resto del mundo.

Washington intenta arrastrar al mundo en su obstinado hostigamiento y cerco a la Mayor de las Antillas, a pesar de que la política de bloqueo fue rechazada por 179 países en la Asamblea General de Naciones Unidas, en votación en la que Estados Unidos sólo estuvo acompañado por Islas Marshall e Israel.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) confirmó que desde el primero de junio entran en vigor las propuestas contenidas en el informe de la denominada Comisión de Ayuda para una Cuba libre, redactado por altos funcionarios de la administración Bush, quienes representan los intereses de los grupos contrarrevolucionarios asentados en Miami.

Desde esa fecha queda eliminada la Licencia General de viajes para visitas familiares a Cuba, lo cual afecta en particular a los cubanos residentes en Estados Unidos. Los miembros de esa comunidad deberán solicitar una licencia y esperar tres años tras su última estancia en Cuba. Según OFAC, no habrá excepciones, ni siquiera por razones humanitarias, ni siquiera en caso de enfermedad grave o muerte de un pariente cercano.

El gobierno norteamericano se adjudica el derecho de decidir quienes componen la familia cubana. De facto prohíbe los vínculos entre sobrinos, tíos y primos, quienes no podrán recibir visitas ni remesas. No por gusto Bush recibió el mote de ser el presidente más anti familia de la historia de su país.

También el pueblo norteamericano es víctima de las más reciente vuelta de tuerca contra Cuba. Quedan prohibidas las licencias de viaje para la mayoría de las visitas de universidades y centros académicos. Se eliminan, de cuajo, las procedentes de escuelas de educación media superior.

Además el plan restringe las licencias para donaciones humanitarias, incluidos los alimentos, medicinas, insumos médicos y materiales de información. Asimismo quedan proscritos los viajes para equipos deportivos aficionados, entre otras disposiciones que refuerzan el bloqueo a los contactos pueblo a pueblo.

La Casa Blanca prescribe el tipo de "sociedad civil" en el país vecino, y para ello busca enrolar a ciudadanos de otros países con la misión de introducir apoyo financiero y logístico en Cuba destinados a la subversión.

El colmo del cinismo o la ignorancia es que el citado informe llega a desconocer los avances sociales de un país al que la propia ONU sitúa a la vanguardia en el cumplimiento de las Metas del Milenio sobre desarrollo humano.

De tal forma, promete vacunar a los niños cubanos menores de cinco años y financiar programas para la población de origen africano, como si no supieran que la niñez cubana está inmunizada contra numerosas enfermedades prevenibles, y la discriminación racial fue desterrada de la isla.

También dispone establecer en coordinación con la Organización de Estados Americanos "un plan de becas" para cabecillas contrarrevolucionarios.

Tal intento de formar a su quinta columna contrasta con el reconocimiento internacional del que disponen los avances educativos de Cuba, hoy en plena revolución con programas como el que lleva las universidades a todos los municipios de la nación.

El informe fue presentado por Roger Noriega, subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, y tiene autoría compartida de Otto Reich, embajador especial para Latinoamérica, ambos muy vinculados a agrupaciones de Miami acusadas de practicar el terrorismo.

Mientras Cuba acomete decenas de programas de indudable alcance social, la administración norteamericana intenta asestar un golpe bajo a la economía de la isla, en particular al ingreso de los cubanos que reciben remesas de sus parientes residentes en la Unión.

Tales disposiciones han concitado la repulsa de la población cubana, pero también comienzan a levantar críticas entre la mayoría silenciosa que en la Florida ha sido rehén de agrupaciones contrarrevolucionarias, cuyos nexos familiares quedan cortados por decreto.

Desde el otro lado del Estrecho de la Florida hay quienes anuncian que el programa de la Casa Blanca podría resultar un boomerang a los intentos de Bush de ganar la reelección con los votos de la comunidad cubana en ese estado sureño.

Florida, donde gobierna su hermano Jeb, fue escenario de una controversial elección durante los comicios del 2000, finalmente decididas por la Corte Suprema de Justicia, en votación dividida, en favor del actual mandatario.

Pero en Cuba, entretanto, la apuesta no es a los resultados de los próximos comicios de noviembre en Estados Unidos, luego de más una decena de administraciones norteamericanas que se sucedieron con similares propósitos de derrotar el proceso revolucionario en la isla.

De tal forma, el gobierno cubano se dispone a resistir la nueva embestida e incluso a continuar implementando sus planes de desarrollo, y para ello dispone del apoyo de todo un pueblo que convirtió al malecón habanero en multitudinaria tribuna de respaldo a la Revolución.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres